Si todo cambia, no podemos seguir haciendo lo mismo...
Comunicar es

La comunicación estratégica es una herramienta decisiva para cumplir los objetivos de toda empresa o institución al facilitar su posicionamiento dentro del mercado y trasladar de manera eficaz y continuada su valor diferencial de cara a sus clientes o grupos de interés, contribuyendo de forma decisiva a generar una sólida reputación.

Analizamos el mercado y la competencia para encontrar oportunidades y TERRITORIOS DE COMUNICACIÓN diferenciales

Creamos un DISCURSO CORPORATIVO y una HISTORIA DIFERENCIAL y trabajamos las ideas-fuerza que den coherencia a toda la estrategia de comunicación

Segmentamos y establecemos planes de comunicación por cada tipo de audiencia para generar CONTENIDOS ÚTILES que sean relevantes para cada una de ellas

Encontramos los CANALES y lugares más adecuados off-line y on-line para impactar a cada tipo de público

Nos apoyamos en herramientas tecnológicas para multiplicar la eficacia de cada acción

Medimos el impacto de cada acción para introducir mejoras e innovaciones de forma continua

En Making Known entendemos la comunicación como un proceso estratégico y cuidamos todos los aspectos relacionados con la imagen que proyectan nuestros clientes

COMUNICACIÓN ESTRATÉGICA

Edificio Espacio Distrito | Glorieta Ruiz Giménez, 1. 28015 Madrid

Calle Biología, 12. Edificio Vilamar 2. Planta 2º7. 41015 Sevilla


IN MEMÓRIAM

José Rosón fue un hombre insaciable en su afán de aprender e innovar,  virtudes propias de los grandes sabios, y además, generoso con su sabiduría, que compartía con desinterés. Los que estuvimos cerca de él, tuvimos el grandísimo privilegio de aprender muchas de sus virtudes que ya nos pertenecen a modo de legado y que recibimos con honor y responsabilidad. Nos llena de orgullo y satisfacción el haberle tenido como padre y por ello damos gracias a Dios.

Muchos de los que le conocieron compartiran con nosotros la opinión de que una de sus mayores cualidades era su capacidad de visualizar y proyectar el futuro. Él mismo fue un avance de sus tiempos ya que aunque vivió la mayor parte de su vida en el siglo XX constituye el modelo de humanista del siglo XXI con muchos de los atributos necesarios para hacer frente a los tiempos cambiantes que vivimos: tolerancia, visión global, afán de superación y mejora,  una imaginación sin limites, un liderazgo natural para ilusionar y conciliar, buen juicio, compromiso… Era además un gran admirador de los valores femeninos y de la importancia de su participación activa en la sociedad.

D. José buscaba la Excelencia y tenía la capacidad de hacer que las cosas fueran excelentes. Siempre pensaba en grande y nos hacía sentir grandes a los que estábamos con él, sin perder nuestra sencillez. Nos protegía, sin agobiarnos; nos motivaba, sin empujarnos; nos educó con el ejemplo en valores y ética.

Fue un placer coincidir con él en esta vida; un regalo de Dios tenerle como padre, una gran suerte contar con él como consejero y el mayor lujo del mundo, tenerle como amigo, el mejor.

Luchador hasta el final, positivo y vitalista, en sus últimos años libró una durísima guerra que fue su enfermedad y aun en esos terribles momentos, los que estuvimos a su lado continuamos aprendiendo.  Nos enseñó con maestría ejemplar cómo enfrentar los obstáculos de la vida, con fortaleza, templanza, prudencia y justicia.

Decimos adiós a un caballero; a un Hombre Bueno, con mayúsculas; no sólo bueno en el sentido de bondad, que también, sino  por su integridad y ejemplo del buen hacer.

Ara Rosón de Beas,

Madrid 22 de octubre de 2009