La COVID-19 y la comunicación de las marcas en RRSS

La pandemia ha evidenciado la necesidad de la sociedad por acelerar la transformación digital, no solo en las empresas si no en el ámbito privado. Esto se ha demostrado con el teletrabajo, la visita a los abuelos a través de zoom, las clases de deporte a través de redes sociales…

Esto ha provocado que la manera de comunicar de las marcas también cambie. Pasamos muchas mas horas conectados a Internet lo cual hace que se necesite tener más presencia digital, no solo con una página web que responda las necesidades del consumidor, si no también se debe contar con presencia en redes sociales para poder conectar con los usuarios.

Hemos comprobado cómo, durante la pandemia, las marcas buscaban comunicarse con los usuarios a través de sus propias redes sociales, dando más importancia al contenido que ofrecían, buscando que fuera de calidad e interesante para los consumidores, que a mostrar los productos que ofrecían.  También se ha evidenciado esta necesidad a través de sus influencers, que no solo mostraban los productos de las marcas si no que creaban contenidos de gran interés para entretener al consumidor. 

Las marcas se han dado cuenta de la importancia de comunicar contenido de calidad a través de estos medios y están empezando a centrar sus estrategias de comunicación en las redes sociales.

Los datos apoyan esta decisión ya que hoy en día en España hay 43 millones de personas que están conectadas a Internet, de las cuales 28 millones son usuarios de redes sociales. El promedio de horas que dedicamos al consumo diario de internet es de 5 horas y 18 minutos.

Estos datos demuestran la importancia de las estrategias digitales en los planes de comunicación de las empresas, pero algo más ha cambiado, ya no vale generar cualquier contenido, hay que crear contenido de calidad.

Los usuarios no buscan solo contenido de consumo rápido, cada vez son más los que se interesan por contenido de calidad, donde el consumidor es el centro del mensaje y el producto o servicio es algo secundario.

En este aspecto vemos como el contenido audiovisual ha ganado importancia y las marcas y empresas se están centrando en crear contenido en formato video, ya sean videos cortos de 15 segundo, videos más largos de 30/45 segundos, directos desde diferentes redes sociales…

Este tipo de contenido tiene grandes ventajas:

  • Visibilidad: gracias a este formato tu empresa se hace mucho más notoria, además de ser más atractiva para los posibles clientes. De esta manera consigues que tu público objetivo pueda ver tus valores, tu estilo y tus productos de una manera rápida y atractiva sin tener que realizar muchos esfuerzos.
  • Interacción: este tipo de contenido generan más reacciones por parte de los usuarios en los medios digitales. Los usuarios tienen más predisposición a comentar o dejar likes en ellos.
  • Confianza: los usuarios se sienten más cercanos con este tipo de contenido ya que pueden ver de manera rápida como es tu marca e identificarla al ver tu identidad corporativa en ella. Cuando una marca se esfuerza por crear contenido audiovisual de calidad es premiado por los usuarios en forma de confianza hacia esta. También genera confianza los videos en directo que realizan las marcas en sus redes sociales ya que se consigue crear una conversación en vivo con los consumidores.

 

Con todos estos avances y cambios durante la COVID-19 vemos como, acercarnos de manera más directa a los usuarios y posibles consumidores, ayudan a que vean a las empresas de manera cercana. Como ya sabemos el ámbito digital cambia cada día y seguiremos viendo cómo seguirán cambiando los medios digitales y la forma de comunicarnos con nuestros targets.

Deja un comentario

COMUNICACIÓN ESTRATÉGICA

Calle de Montalbán, 3 - 2º Izquierda 28014 (Madrid)


Avenida San Francisco Javier, 9 Entreplanta Oficina 2A Edificio Sevilla – 41018


IN MEMÓRIAM

José Rosón fue un hombre insaciable en su afán de aprender e innovar,  virtudes propias de los grandes sabios, y además, generoso con su sabiduría, que compartía con desinterés. Los que estuvimos cerca de él, tuvimos el grandísimo privilegio de aprender muchas de sus virtudes que ya nos pertenecen a modo de legado y que recibimos con honor y responsabilidad. Nos llena de orgullo y satisfacción el haberle tenido como padre y por ello damos gracias a Dios.

Muchos de los que le conocieron compartiran con nosotros la opinión de que una de sus mayores cualidades era su capacidad de visualizar y proyectar el futuro. Él mismo fue un avance de sus tiempos ya que aunque vivió la mayor parte de su vida en el siglo XX constituye el modelo de humanista del siglo XXI con muchos de los atributos necesarios para hacer frente a los tiempos cambiantes que vivimos: tolerancia, visión global, afán de superación y mejora,  una imaginación sin limites, un liderazgo natural para ilusionar y conciliar, buen juicio, compromiso… Era además un gran admirador de los valores femeninos y de la importancia de su participación activa en la sociedad.

D. José buscaba la Excelencia y tenía la capacidad de hacer que las cosas fueran excelentes. Siempre pensaba en grande y nos hacía sentir grandes a los que estábamos con él, sin perder nuestra sencillez. Nos protegía, sin agobiarnos; nos motivaba, sin empujarnos; nos educó con el ejemplo en valores y ética.

Fue un placer coincidir con él en esta vida; un regalo de Dios tenerle como padre, una gran suerte contar con él como consejero y el mayor lujo del mundo, tenerle como amigo, el mejor.

Luchador hasta el final, positivo y vitalista, en sus últimos años libró una durísima guerra que fue su enfermedad y aun en esos terribles momentos, los que estuvimos a su lado continuamos aprendiendo.  Nos enseñó con maestría ejemplar cómo enfrentar los obstáculos de la vida, con fortaleza, templanza, prudencia y justicia.

Decimos adiós a un caballero; a un Hombre Bueno, con mayúsculas; no sólo bueno en el sentido de bondad, que también, sino  por su integridad y ejemplo del buen hacer.

Ara Rosón de Beas,

Madrid 22 de octubre de 2009